Carta de la señorita Marple a la señora Maigret

Carlos Ortiz de Zárate
Grupo de Estudios Comparados Euroafricanos y Eurolatinoamericanos
 http://www.webs.ulpgc.es/agora/




Señora Maigret, he seguido, con gran atención, el debate que usted, el capitán Hastings y monsieur Poirot, han lanzado, al objeto de denunciar la conspiración para distorsionar el concepto de Estado Nación en la actualidad, que ustedes indican detectar en los medios de comunicación franceses:  http://www.webs.ulpgc.es/agora/comAsig1.htm .

Reconozco la incidencia de algunos rasgos que pudieran indicar cambios sustanciales en el concepto de Estado Nación de los franceses, como es el caso de los resultados del Baromètre de l’Action Politique”, de Ipsos-Le Point, publicado el 16 de noviembre, que indica que 63% de los encuestados, cuatro días antes, apoya las políticas del gobierno francés más radicales en el proceso de resolución del conflicto de los barrios periféricos de las grandes aglomeraciones urbanas que afectaba tan gravemente a Francia en aquel momento.

Sin embargo, no me parece evidente que la presentación de este conflicto, tanto por los medios de comunicación , como por las instituciones franceses fueran favorables al papel jugado en el mismo por el presidente de la Unión por la Mayoría Popular (UMP), Nicolas Sarkozi. Por el contrario, en esta carta me propongo mostrarle, en los artículos de apertura de las portadas de los medios de comunicación franceses de mayor audiencia, que usted recoge diariamente en su álbum rasgos significativos que indican posiciones muy contrarias a las que podemos deducir en el barómetro mencionado.

.
El 27 de octubre, es cierto que solamente un artículo de apertura alude a estas graves imputaciones: Le Parisien, « SARKOZY FACE AUX JEUNES DES CITES. L'escalade » [SARKOZY frente a los jóvenes de los barrios periféricos. La escalada]: « Acogido, el martes por la tarde, por pedradas e insultos, en el barrio de la Dalle de Argenteuil , el ministro de Interior la ha tomado con la” canalla”. Algunos consideran estas declaraciones como una provocación” . Aunque este artículo alude a un malestar creado por las declaraciones del ministro de Interior, los otros medios que tratan del problema político francés, no solamente no aluden a esta confrontación, sino que en dos ocasiones ponen de manifiesto el excelente entendimiento entre los miembros del gobierno francés: TF1, “Sarkozy et Villepin, "différents mais unis" [Sarkozy y Villepin , “diferentes, pero unidos ] y Yahoo: « Dominique de Villepin et Nicolas Sarkozy affichent leur entente »[Dominique de Villepin y Nicolas Sarkozy muestran su entendimiento]


El 28, TF1, « Nuit de violences à Clichy-sous-Bois » [Noche violenta en Clichy-sous-Bois] , ofrece una versión institucional del origen de la crisis muy desfavorable a las políticas practicadas por el último:


Según la policía, las violencias « urbanas » entre fuerzas del orden y bandas de jóvenes han comenzado tras la muerte accidental, en un trasformador de la Compañía de Electricidad de Francia (EDF). Una banda de jóvenes había sido interpelada por la policía tras el robo que efectuado en una caseta de Livry-Gargan , ciudad cercana a Clichy-sous-Bois. De los nueve jóvenes que habían sido interpelados, tres emprendieron la huída, estos últimos se han saltado las verjas de un trasformador de la EDF en el que dos de ellos, de 14 y de 16 años han muerto víctimas de electrocución, según la policía. El tercero, que se encuentra en estado grave, ha sido trasladado al hospital por el SAMU, nos han indicado los bomberos de París. .




El 30, TF1, « Nouveaux incendies à Clichy et à Montfermeil » [Más incendios en Clichy y en Nontfermeil] presenta una versión oficial opuesta a la anteriormente expuesta:

La ciudad sufre nuevas insurrecciones, que se iniciaron tras la muerte que se produjo el jueves, de dos adolescentes de 17 y de 15 años, Ziad et Banou, que fueron electrocutados en un trasformador EDF, donde otro adolescente sufrió, asimismo, graves quemaduras. Se había extendido el rumor de que las dos víctimas se habían refugiado allí en su huída de la policía, versión que ha sido desmentida por la prefectura, la policía, el tribunal de París y el ministro de Interior Nicolas Sarkozy. La Inspección General de Servicios (IGS), que es una policía de las policías, ha sido encargada de la encuesta.

Aunque la cadena evoca la relación entre los incidentes y la persona del ministro de Interior:

En Le Parisien, el alcalde ha confesado estar muy afectado por este incidente. “Siempre he mantenido la costumbre de visitar todos los barrios, tanto durante el día como durante la noche y nunca hubiera pensado que pudiera ser objeto de ataque”, ha añadido éste. Según el mismo diario, cuando descubrió su coche incendiado, el alcalde de Argenteuil sufrió insultos por una quincena de jóvenes que reprochaban al mismo el haber aceptado, dos días antes, la visita al barrio del ministro de Interior, Nicolas Sarkozy , que fue objeto de fuertes protestas. .





Yahoo, en « Appels au calme à Clichy-sous-Bois après les émeutes » [Llamamientos a la calma en Clichy-sous-Bois tras la insurrección] insiste en la nueva versión sobre la trágica muerte de los dos adolescentes que aportaba el artículo previamente citado :


Por la tarde, un tercer joven, que sufrió heridas en las circunstancias expuestas [en la muerte de los dos adolescentes], ha podido ser interrogado en su cama en el hospital. Éste ha confirmado que los tres adolescentes se creían perseguidos por la policía « cuando no era así”, ha declarado el procurador de la República de Bobigny, François Molins.

El mismo artículo muestra, sin embargo, que no todos los representantes institucionales parecen compartir esta versión de los hechos:


El alcalde de la ciudad, el socialista Claude Dilain, ha depositado una corona sobre las flores depositadas por la multitud de asistentes. “Francia entera nos observa”, ha declarado, antes de hacer un llamamiento a la calma. “Mostremos que, pese a nuestro dolor y a nuestra rabia, sabemos mantenernos dignos”, ha añadido el mismo.


El 31 varios medios tratan del tema: Le Figaro, “Violences : la banlieue parisienne sous le choc » [Violencias : los suburbios parisienses en estado de choque]:

Los padres de las víctimas, que serán recibidos esta tarde por el ministro de Interior, tienen intención de presentar, hoy, una denuncia por no asistencia a persona en peligro. “¿Por qué personas que no tienen nada que reprocharse se han sentido tan amenazados como para adentrarse en un recinto peligroso ?, se pregunta el abogado de los mismos Jean-Pierre Mignard.


Libération, « Clichy sous bois. A Clichy, dans les pas de Bouna et Zyeb » [Clichy sous bois. Clichy funciona a ritmo de Bouna y de Zyeb]


Desde el viernes por la mañana, las precisiones sobre el origen del asunto han sido contradictorias con respecto a las declaraciones iniciales, lanzadas apresuradamente por Nicolas Sarkozy y Dominique de Villepin, Como ha indicado el sábado el procurador de Bobigny, no es cierto que se hubiera producido intento de robo o de degradación en el lugar indicado, que podría definirse más como simple solar que como taller o cantera. Por otra parte, la huída de los adolescentes fue provocada por un control policial, que hubiera inspirado el pánico necesario para que aquellos se refugiaran en un recinto rodeado por una pared de tres metros de altura, coronada por alambres con pinchos.





TF1, « Nouvelle nuit d'échauffourées et vandalisme à Clichy » [Otra noche más de insurección y de vandalismo en Clichy]:

Según la policía, el municipio y los fieles, una o varias granadas de gases lacrimógenos, cuya provenencia no ha sido aún determinada, fueron disparadas al interior de la mezquita Anatole France, muy cercana al lugar de las confrontaciones. Algunos fieles señalan la autoría de la policía.. Jean-Luc Sidot [Director adjunto de Seguridad del departamento], por su parte, considera « muy probable que ningún agente de la policía haya lanzado gases lacrimógenos contra la mezquita”. Sin embargo, abriremos una investigación sobre el caso », ha prometido éste ".

El 1 de noviembre Libération, « Clichy-sous-bois Grenade à la mosquée, Clichy sous le choc » [Clichy. Sous-Bois. Se ha lanzado una granada contra la mezquita. Clichy en estado de choque].



La explosión, el domingo por la noche, de una granada lacrimógena lanzada por las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS) [policía anti-disturbios], tras tres noche de insurrección ha alimentado la cólera. Sarkozy ha admitido el hecho, sin condenarlo [...] “Todos los presentes en la mezquita se lanzaron a la huída. Las mujeres abandonaron todos sus objetos personales en la misma : pañuelos de cabeza, bolsos, calzado...”. Nos cuenta Alex Jordanof, un periodista de Canal + que llegó al lugar unos minutos más tarde. “He visto cartuchos de grabadas explotadas por todas partes” Por su parte, el alcalde socialista de Clichy-sous-Bois, Claude Dillain, ha confirmado haber visto a los CRS que apuntaban con sus lanza-granadas, aunque el mismo solamente ha visto un cartucho de granada explotada. La policía ha informado, ayer por la noche, que la granada “no había explotado en la sala de oraciones”, sino que ésta había sido disparada al aire, por “un fusíl de trayectoria controlada”. Los recipientes que contenían el gas desprendido por la granada han sido localizados cerca de la entrada de la sala de oraciones, pero no en el interior de la misma [...] El alcalde de Clichy, que se había dirigido a la prefectura, no ocultaba su pesimismo. «Si la intención hubiera sido destruir Clichy no se habría procedido de forma diferente », ha indicado éste a Eric Raoult, alcalde y diputado (UMP) de Raincy, antes de que el mismo dijera al gobernador: “ si existe aún una posibilidad de calmar la situación, ésta, desde luego, no admite la posibilidad de mostrarse con Sarkozy, se lo digo sin tapujos, señor gobernador”.

El dos, varios medios de comunicación indican rasgos de desafección por las políticas del ministro de Interior, a través de opiniones similares a las anteriormente expuestas:

TF1, « Emeutes : Chirac prône l'apaisement, Villepin mobilise » [Graves confrontaciones : Chirac opta por el apaciguamiento, Villepin moviliza]

El señor Chirac ha manifestado su voluntad de que « los resultados de las investigaciones sobre las circunstancias de la muerte dramática » de los dos adolescentes , Zyed Benna et Bouna Traore, "sean públicos lo más rápidamente posible. Es esencial”. El presidente ha considerado, asimismo « indispensable aclarar las circunstancias en las que la mezquita de Clichy ha sido alcanzada por una granada lacrimógena, al objeto de plantear todas las consecuencias”

Yahoo, « Le gouvernement mobilisé face aux violences dans les banlieues » [El gobierno se implica en la confrontación de las violencias de los barrios periféricos]

Al confirmar el encargo del asunto a Dominique de Villepin, el jefe del Estado ha pedido al mismo que “prepare” el plan de prevención contra la delincuencia, que Nicolas Sarkozy se había comprometido a presentar antes de finales de año. Así, es competencia del primer ministro defender las acciones llevadas a cabo en las zonas urbanas más frágiles, que son objeto de los ataques de la izquierda desde el principio de los incidentes de Clichy-sous-Bois, marcados por la muerte por electrocución, el pasado jueves, en un trasformador de la EDF, de dos adolescentes que se creían perseguidos por la policía. [...] Pero algunas frases pronunciadas por el primer primer ministro han sido interpretada como una crítica a las expresiones utilizadas en el contexto por Nicolas Sarkozy, quien, por la utilización de términos como “la canalla” o “limpieza por Karcher”, ha echado petróleo al fuego de Seine-Saint-Denis: “Evitemos estigmatizar a barrios estimados por los habitantes de los mismos; respetemos las diferencias existentes entre la delincuencia de baja intensidad y la gran criminalidad; luchemos con firmeza contra toda forma de discriminación; pongamos todos nuestros esfuerzos para no confundir a una minoría que siembra el desorden con la inmensa mayoría que desea integrarse en la sociedad y tener éxito en sus vidas”, ha resaltado Dominique de Villepin.


Le Figaro, « Banlieues : Chirac réclame l'apaisement, le gouvernement mobilisé » [Suburbios : Chirac reclama el apaciguamiento, el gobierno ha sido movilizado] :

El ministro de Interior, criticado por la izquierda y por su colega de gobierno, Azouz Begag (Promoción de la Igualdad de Oportunidades), durante el fin de semana, no ha podido, sin embargo, explicarse ante los diputados ; solamente han intervenido en el debate parlamentario el señor de Villepin y Jean-Louis Borloo (Cohesión social)
Le Parisien, « VIOLENCES URBAINES. Sarkozy persiste et signe » [Violencias urbanas. Sarkozy persiste y estampa su firma]: « Mientras Dominique de Villepin reclama la recuperación del diálogo, Nicolas Sarkozy defiende los términos y el método que ha utilizado. Esta noche, cinco departamentos de la Isla de Francia han sido objeto de graves incidentes”

Libération, « Les jeunes aux pieds des tours ne savent pas à qui s’adresser » [Los jóvenes, ante las torres en que habitan, no saben a quién deben dirigirse] :

Cualquiera que fuera el resultado de la encuesta relacionada con los dos adolescentes que han muerto electrocutados, la dinámica de las confrontaciones revela el impacto que pesa sobre la convicción de la población de que la policía considera como delito ciertos rasgos del rostro. Los jóvenes huyen desesperados, incluso cuando no son objeto de persecución. La rapidez con la que se ha extendido este rumor es una buena muestra de los resultados de las políticas practicadas desde hace cinco o siete años. Hay un hecho mucho más importante que los incidentes que se producen recientemente : la forma de confrontar el desempleo no es eficaz, los servicios locales en la materia no saben lo que tienen que hacer, los jóvenes de los barrios periféricos no saben a quién deben dirigirse.


El 3, Le Figaro, « Chirac, Villepin, Sarkozy sur le front des banlieues » [Chirac, Villepin y Sarkozy en la vanguardia del frente de las barricadas]:

En Europe 1, Jean-Pierre Elkabbach ataca de frente : « ¿Quién es responsable de las políticas de seguridad, en Francia?”. Nicolas Sarkozy acepta el reto. Tras un largo silencio, éste trata de eludir la respuesta: “no comprendo el sentido de su pregunta”. A lo largo de la entrevista, el ministro persiste en el empleo del término “la canalla”. “En todo caso, no veo lo que el término puede tener de vulgar o de violento [...]. Utilizo los términos que los franceses comprenden”, concluye.

Ouest France, « Banlieues : Chirac et Villepin dans l'arène » [Suburbios : Chirac y Villepin ante el toro] :

En general, los ediles de los barrios periféricos, incluidos los de la derecha se muestran muy críticos a los métodos de Sarkozy. Con ocasión de una reunión, el martes por la noche, el último, en una posición mucho menos beligerante, había prometido a los alcaldes que “se mantendría al lado de los mismos, al objeto de tratar de conseguir los mejores resultados [...] en materia de empleo, de educación y de equipamiento público”.

El 4 :
Le Courrier International, « FRANCE - Le gouvernement à l'épreuve des émeutes urbaines » [Francia. El gobierno sufre una dura prueba ante las graves confrontaciones urbanas]:

« No es la primera vez que los jóvenes de los barrios periféricos, que no se consideran como rebeldes sin causa, se rebelan y no lo hacen solamente en Clichy-sous-Bois, donde dos de ellos, perseguidos por la policía, encontraron la muerte, el 27 de octubre”, expresa el escritor franco-marroquí Tahar Ben Jelloun en La Repubblica “La causa de esta reacción es la rabia que siente una juventud francesa proveniente de la inmigración... La represión por la que optado, con fines electorales, el ministro de Interior, Nicolas Sarkozy no resolverá los problemas de estos jóvenes. Por el contrario, la última empuja los mismos a la rebelión. Necesitamos una política nueva que reconozca la realidad y que acepte la idea de la integración, porque esta juventud proclama y reclama la misma y porque Francia es el país de aquellos, pero Francia no es capaz de escucharlos siempre”