Hola! mi nombre es Agustin Antunez, Soy Profesor Titular de Biodiversidad y Conservacion de la Universidad de Malaga, Andalucia, Sur de España. Soy un defensor, con mis colegas, de la paz, los derechos humanos, las culturas y pueblos indigenas y la sustentabilidad medioambiental. Despues de varios años de trabajo, hemos ido integrandonos en un grupo no formal de investigación trandiciplinar que recientemente denominamos Seminario de Simbiodiversidad. Pero este mensaje está siendo escrito desde Mexico, pais hacia donde he tenido que viajar precipitadamente hace cuatro dias huyendo de las autoridades españolas que han intentado encarcelarme en un hospital psiquiatrico.
En la pasada prmavera ya fui encarcelado, aislado e incomunicado en un hospital psiquiatrico durante un mes, y fuertemente medicado con neurolepticos durante varios meses mas, con la logica perdida parcial de mi consciencia critica y la sorpresa y el sufrimiento en numerosos colegas y amigos. La razón: después de meses de haber mostrado nuestra clara oposicion a numerosos proyectos antiecologicos, decidimos denunciar abiertamente mediante carteles el sistema economico-politico del Estado Español, que está destruyendo cada vez con más ahínco , las bases reales de nuestras posibilidades de supervivencia en un futuro cada vez más incierto. Destruccion que se está llev a cabo muy claramente de un modo deliberado, premeditado y consciente.

Siguiendo la correcion politica que parece ser tan común en casos como este, los medios convencionales de masas, a pesar de nuestro denodado interés en lo contrario, condenaron nuestra denuncia al más absoluto de los silencios. Después de haber difundido nuestra denuncia durante varias semanas mediante carteles y en medios de internet alternativos (como Indymedia), las autoridades me encarcelaron por la fuerz en un hospital psiquiatrico.

En mi ausencia, la institucion universitaria difundio con bastante eficacia la noticia errónea de que yo realmente lo que tenia era una enfermedad mental, y fueron minoría las personas que realmente comprendieron las verdaderas razones socio-politicas de mi encarcelamiento. Es bien conocido el hecho de que en los ultimos años, la psiquiatrizacion forzosa está siendo cada vez más utilizada como arma de represion contra la disidencia. Afortunadamente, después de un mes encarcelado y muchos meses bajo una fuerte medicacion con neurolepticos, fui recuperando mi consciencia y con mis colegas empezamos de nuevo a unirnos en la lucha socio-ambiental.

Conviene decir aquí que el territorio que habitamos: la provincia de Malaga y la Costa del So, muy conocida en Europa, está siendo transformado a un ritmo creciente y desconocido hasta la fecha, por medio de la canalizacion de ríos, embalses, autopistas, trenes de alta velocidad, así como un sobrecrecimiento urbanístico y especulativo tanto en Malaga ciudad como en toda la Costa del Sol; un proceso que confluye con los cambios que se están produciendo también en muchas otras áreas de este mundo que cambia tan rápidamente.

La semana pasada, un día después de haber organizado, con el Seminario de Simbiodiversidad una mesa redonda en la Universidad de Malaga acerca de un reciente y descomunal desastre ecologico “técnicamente inesperado” en las cercana sierra del Chorro-Abdalajís, trataron de encerrarme de nuevo en el hospital psiquiatrico, por lo que decidi con la máxima urgencia, salir del Estado Español y exiliarme en Mexico desde donde estoy pidiendo apoyo para nuestra causa.

Este mensaje de petición de apoyo está siendo enviado a numerosas organizaciones indígenas, sociales y politicas, instituciones y medios de informacion de todo el mundo.

Pueden enviar sus mensajes a la Rectora de la Universidad de Malaga: delacalle at uma.es
y al Director del Departamento de Biologia Animal: sanscoma at uma.es

Muchas gracias por su apoyo (19 de diciembre de 2005)

Solo queremos justicia