Asesinos de Brad Will

Asesinos de Brad Will

Brad Will

Brad Will

Ulises Ruiz asesino

Ulises Ruiz asesino

Todo el mundo sabe que Brad Will murió acribillado por las manos asesinas del gobierno de Ulises Ruiz, de eso no hay ninguna duda aunque se siga ocultando una verdad que no tiene discusión.
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos hizo recomendaciones a las autoridades de México para corregir todas las irregularidades y violaciones cometidas en la impartición de justicia. Esto a casi dos años del asesinato.
El gobierno de Felipe Calderón difícilmente acatará cualquiera de las múltiples recomendaciones, ya que ello implicaría remover al gobernador Ulises Ruiz, castigar a los responsables materiales y a los funcionarios involucrados entre ellos al ex presidente Vicente Fox.
El reporte de recomendaciones presentado a la prensa muestra claramente un sin número de anormalidades y violaciones, mismas que muestran el grado de impunidad que prevalece en este y otros muchos casos de represión estatal.
La aparición de un segundo disparo, en el cuerpo de Brad, fue algo sembrado cuando se encontraba en el forense de Oaxaca. La diferencia de tiempo entre uno y otro disparo nunca fue determinado, pero las fotos iniciales presentaron un solo orificio y en el forense aparecieron dos.
Las declaraciones de los testigos estuvieron llenas de manipulaciones, presiones y amenazas que invalidan su valor.Las declaraciones están viciadas de origen y efectivamente, no se dio voz a los verdaderos testigos del caso. Esto independientemente que el forense se convirtió, desde el primer momento, como el complice principal de Ulises Ruiz, con miras a proteger a los verdaderos culpables.
El trabajo lento y negligente que realizó la procuraduría de Oaxaca es incuestionable.Su parcialidad manifiesta.
A dos años del asesinato de nuestro compañero de Indymedia Nueva York, el gobierno de Ulises Ruiz sólo ha aventado humo negro sobre el caso y sacándose de la manga una versión, donde los verdugos se convierten en víctimas y las víctimas en culpables. Esto fue respaldado por el gobierno de Felipe Calderón, al relevo de Vicente Fox desde antes de tomar el poder. Este aceptó que la APPO es culpable de los sucesos, al respaldar incondicionalmente al gobernador, en su actuación criminal contra el pueblo de Oaxaca. Las violaciones cometidas por las autoridades de Oaxaca, con sus 23 asesinatos en su haber y otro número indeterminado de desaparecidos, compartidas por las autoridades federales en el asalto a Oaxaca, principalmente a Medina Mora y García Luna, son sólo una parte de las recomendaciones que hoy, tardíamente, hace la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.Independientemente que se olvidaron de mencionar a Vicente Fox, el gran culpable de la represión de Oaxaca y de Atenco.
Es obvio que después de casi 2 años de silencio programado, las recomendaciones tardías de Soberanes, sólo confirman que no hay ninguna prisa para obligar a cumplir ninguna recomendación tendiente a castigar a los verdaderos culpables. Ya que ello significaría pedir que se removiera a García Luna, Medina Mora, Ulises Ruiz y su ganga, además de castigar a Vicente Fox y a Felipe Calderón por dirigir la represión.

Las irregularidades en esta averiguación de Brad Will y su relación con los sucesos del 2006, son secretos a voces de culpabilidad que claman justicia, no sólo para él, sino para todos los que fueron afectados por la represión ordenada desde el exterior y respaldada obedientemente por Felipe Calderón.
Debemos recordar, que los padres de Brad Will vinieron a México a reclamar justicia para su hijo y lo único que se llevaron de regreso a EU, fue una gran decepción al saber, que ni la embajada de su país hacia nada para esclarecer el asesinato y castigar a los culpables.Eso sigue igual, es una realidad.
Las protestas realizadas en todo el mundo, en las embajadas mexicanas, fueron inútiles para que el embajador estadounidense en México reclamara una justicia merecida para su connacional,por el contrario apoyó y aplaudió al gobierno de Fox y luego al de Calderón por seguir los lineamientos de la Casa Blanca.
Tony Garza se concretó a decirle, a los potenciales turistas con destino a México, que no visitaran Oaxaca, pero que México era un país seguro.
Brad Will tendrá que seguir esperando que el gobierno de México le haga justicia,
no se vislumbra con estas tibias y extratemporaneas recomendaciones, que Felipe Calderón o Ulises Ruiz vayan a actuar en consecuencia.