¡Basta de muertes y represión a los trabajadores que luchan!

El pasado 5 de mayo ha sido baleado y asesinado por sicarios, al salir de su casa, el dirigente sindical Argenis Vásquez, secretario de organización del sindicato de la trasnacional automotriz Toyota, en Cumaná. Este asesinato ocurre justo después que los trabajadores protagonizaran un paro de casi un mes exigiendo reivindicaciones; el trabajador asesinado lideró la protesta y era centro de los enfrentamientos con la empresa y la gerencia. Todo apunta a que se trate de la “respuesta” no oficial de la empresa, que no pudo imponer su voluntad en la huelga.

Sin embargo, no han pasado más de tres meses desde que, también en el oriente del país, en Anzoátegui, murieran los obreros Pedro Suárez y Javier Marcano a manos de una violenta represión de la policía regional, a cargo del gobernador Tarek Willian Saab, en un intento de desalojo de la también transnacional automotriz japonesa, Mitsubishi Motors. Los trabajadores ocupaban la fábrica en rechazo al despido de 135 contratados y por reivindicaciones.

Estos hechos se suman al atroz asesinato de tres de los principales dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) del estado Aragua, también a manos de sicarios que los balearon el pasado 27 de noviembre en la zona de La Encrucijada. Se trataba de Richard Gallardo, presidente de la seccional regional de la UNT, Luís Hernández, dirigente sindical de la empresa Pepsi-Cola y Carlos Requena, delegado de prevención de la empresa Produvisa, miembros a su vez de la organización política Unidad Socialista de Izquierda (USI). Estos dirigentes obreros estaban a la cabeza de la central sindical en uno de los estados con mayor conflictividad obrera en el país, y motorizaban la solidaridad de otros trabajadores con la ocupación de la trasnacional colombiana Lácteos Alpina ante la amenaza de cierre de la misma lo que había implicado duros choques con la represión de la policía regional (dirigida entonces por el gobernador Didalco Bolívar).

Suman así seis obreros asesinados en procesos de lucha reivindicativa, en apenas cinco meses. En la mayoría de los casos, se trata de una política que apunta hacia la “colombianización” de los conflictos obrero-patronales: el pago de sicarios para asesinar a dirigentes sindicales y amedrentar por esa vía a la clase obrera y desarticular sus organizaciones. No debe olvidarse que también los trabajadores de Sanitarios Maracay (en Aragua) han sido objeto de diversas amenazas y persecuciones selectivas a lo largo de su lucha; que los trabajadores de la Mitsubishi Motors denunciaron que un automóvil en el que se trasladaban fue objeto de disparos cuando estos se encontraban en labores de difusión al público de la filmación del asesinato de los dos obreros; y que en junio del año pasado (2008), Gloria Palomino, dirigente obrera de la empresa de ventiladores FM (Fundimeca) en Carabobo, fue herida de bala en una pierna por motorizados mientras se encontraba al frente de una toma de los portones de la empresa exigiendo se cumpliera una orden de reenganche laboral.

Estos asesinatos (y atentados) a trabajadores en lucha estarían marcando un método de “resolución” de los conflictos obrero-patronales, en medio de una gran impunidad reinante, puesto que a la fecha no hay ningún responsable intelectual o político de los atentados y las muertes que haya sido ubicado, enjuiciado ni condenado. Al contrario, hay un proceso de criminalización de la protesta obrera, donde alcanza casi el centenar la cifra de trabajadores o trabajadoras con juicios en curso o bajo regímenes varios de presentación ante los tribunales, por haber participado de alguna protesta.

Por todo esto las organizaciones y personalidades abajo firmantes nos pronunciamos enérgicamente en contra de esta situación, levantamos fuerte nuestra voz de repudio contra el asesinato de obreros en lucha, tanto por los sicarios auspiciados por los patrones como por los cuerpos de seguridad oficiales, protestamos contra la impunidad reinante hacia estos crímenes y exigimos juicio y castigo ejemplares para los responsables políticos e intelectuales.

Estamos convencidos y convencidas de que si se dejan pasar estos hechos podemos enrumbarnos peligrosamente hacia un escenario nacional de proscripción y silenciamiento por la fuerza de la legítima protesta y lucha de los trabajadores por sus reivindicaciones.

¡Basta de muertes obreras por luchar por sus derechos!

Exigimos a todos los poderes del Estado el juicio y castigo a los responsables de estos crímenes, para lo que proponemos la conformación de una Comisión Investigadora Independiente, integrada por organizaciones de los trabajadores, organismos de derechos humanos y familiares, que tenga acceso a toda la información disponible y libertad de acción para investigar seriamente hasta el final!

¡Exigimos el desprocesamiento de los trabajadores enjuiciados o con regímenes de presentación ante los tribunales por luchar por sus derechos!

¡Queremos a la Guardia Nacional, el Ejército y las policías fuera de los conflictos obreros!

¡Llamamos a la más amplia coordinación y movilización concreta de las organizaciones de trabajadores, estudiantiles, de derechos humanos, intelectuales y artistas verdaderamente democráticos, para sumar esfuerzos en una gran campaña nacional e internacional contra estos crímenes!

Junio 2009

PRIMERAS FIRMAS

Asamblea de Trabajadores de la Toyota 15/5, Cumaná; Carlos Farías, Secretario de Prensa y Propaganda de SINTRATOYOTA; Sindicato de Trabajadores de la NESTLÉ, Sindicato Bolivariano de Trabajadores de CATIVEN; Sindicato Único de Trabajadores y Trabajadoras de MANPA; Sindicato de Trabajadores de SANITARIOS MARACAY; Sindicato de Trabajadores de GENERAL MILLS de Venezuela (DIABLITOS UNDER WOOD); Sindicato de Trabajadores Bolivarianos Inversiones SEABOOCS C.A.; Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Central de Venezuela (SUTRA-UCV); Sindicato de Obreros del Comedor Estudiantil de la Universidad Central de Venezuela (SOCE-UCV); Sindicato Nacional de Trabajadores de la UCV (SINATRA-UCV); Emilio Bastida y Marcos Guzmán, Coordinadores Regionales de la UNION NACIONAL DE TRABAJADORES (UNT) de Aragua; Orlando Chirino, Coordinador Nacional de la UNT y por la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (CCURA); Sindicato Profesional de Insecticidas y Conexos del estado Aragua; José Bodas, Secretario General del FEDEPETROL (Anzoátegui); Frank Hernández del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la PEPSICOLA; Cristhian Pereira, secretario del Sindicato de Trabajadores de CHRYLER AUTOMOTRIZ; Stalin Pérez Borges, Coordinador Nacional de la UNT; Tendencia Clasista Revolucionaria (TCR), SIDOR (Guayana); Centro de Estudiantes de Sociología de la Universidad Central de Venezuela (UCV); Consejeros Estudiantiles de la Escuela de Sociología de la Universidad Central de Venezuela; Frente Unido de Trabajadores y Trabajadoras por la Vida, la Salud y el Empleo (FUTRAVISEM); Sismely Carrillo, Secretario General de SINUTRASUFAR; Juan Caracas, Secretario de Seguridad y Vigilancia de SIMBOTRAS BAN HEEL; Lisandro Noguera, Secretario de Finanzas de SINTRACORSUCA; Héctor Ríos, Secretario de SINTRASELVA; José Salcedo, Secretario de Organización de SINUTRAFORJARAGUA; Álvaro Ramos, Secretario de SINUTRAFORJARAGUA; Roberto Bolívar, Secretario de Reclamos de SINTRAEMPROQUI; Héctor Bolívar y Andrés Arriaza, Secretarios del Sindicato Único de LA GIRALDA; Pedro Garrido. Secretario de Organización del Sindicato de ALUCENCA; David Hernández, Secretario General del Sindicato VASOS VENEZOLANOS; José Contreras, Secretario de Actas del Sindicato de VASOS SELVA; Luis Jiménez. Secretario de Organización de SUNTRACALIPEIMA; Luis Hernández. Secretario de Organización de TONOROGAS; Rafael Figueroa, Secretario de SINTRASOBIA; Simón Mollejón, Secretario General de SINCROSOMA, Rafael Correa, Vocal de SINCROSOMA; Luis Torrealba, Delegado de Trabajadores de CATIVEN (Anzoátegui); Periódico PROCESO; Asociación Latinoamericana de Economistas Marxistas (ALEM); Patricio Silva, Coordinador Regional de Misión Sucre, estado Aragua; Radio Comunitaria ECOS 93.9 FM (Mérida), Colectivo Editor de El Libertario; ... (siguen las firmas)

--------------------------------------------

Envía tu adhesión al correo  v.contrarepresionobrera@yahoo.com especificando tu nombre, el nombre de la organización (sindical, estudiantil, política, de derechos humanos, comunitaria, artistas, intelectuales, etc.) si perteneces a alguna, ciudad y país.

--------------------------------------------