- Grupo Anarquista Star (GS) - Podríais empezar hablando de vuestro proyecto.

* El Libertario es un periódico que se publica desde 1995 (56 números hasta junio-2009). Tratamos de informar sobre la teoría y práctica anarquistas en América Latina y el mundo, así como de apoyar lo que de libertario tengan los movimientos sociales en nuestro ámbito. No recibimos -ni queremos recibir- ningún tipo de subvenciones del Estado u otra instancia de poder jerárquico. Nuestra actividad es 110% autogestionada. Este vocero se inspira en el ideal antiautoritario del anarquismo y es promovido por el Colectivo Editor de El Libertario, grupo de afinidad abierto a la participación y colaboración de gente con actitudes y postulados libertarios, en un ambiente de mutuo respeto y no dogmatismo. El criterio central de afinidad es compartir el ideal anarquista, por la construcción de una sociedad basada en la democracia directa, la justicia social, la autogestión, el apoyo mutuo y el contrato libre sin la imposición autoritaria de la ley ni de la fuerza, entre otros valores. Además de ser un grupo de propaganda, intentamos promover la existencia de un movimiento libertario en nuestro país, pero para ello presuponemos que debe existir una serie de movimientos sociales de base, autónomos y beligerantes, como condición necesaria para la expansión de las ideas y prácticas libertarias en nuestro medio. Por esa razón nos vinculamos con diferentes organizaciones sociales de base, acompañándolas en sus luchas contra el poder jerárquico y por los derechos humanos. Asimismo, algun@s de nosotr@s hacemos trabajo de investigación y reflexión teórica. También impulsamos tareas de promoción de una cultura autogestionaria, como muestras audiovisuales y charlas, así como la Primera Feria del Libro y el Video Libertario, pautada para noviembre del 2009. Por último, en la medida de nuestras afinidades y posibilidades, participamos en campañas como la realizada el año pasado por los 20 años de la masacre de El Amparo. Mas detalles sobre nosotr@s, cómo actuamos y qué pensamos en nuestra web www.nodo50.org/ellibertario y en las ediciones impresas del periódico.

GS - ¿Cuál es vuestro posicionamiento frente a la denominada revolución bolivariana?

* Entendemos que lo ocurrido desde 1999 en Venezuela ha sido una infeliz mezcla de caudillismo lenguaraz y capitalismo de Estado, con base en la abundancia de la renta petrolera. Nuestro análisis apunta a que el llamado gobierno bolivariano es una continuación, y no una ruptura, de la crisis de la democracia representativa en Venezuela y su modelo económico basado en la explotación energética. Ha habido una ‘revolución’ en tanto que nuestro modo de vida ha sido desarticulado en muchos sentidos, pero lo que vemos en construcción anuncia claramente resultados negativos para l@s explotad@s y oprimid@s, por lo que permitir su consolidación es hacer las cosas más difíciles de cambiar. Las transformaciones que l@s anarquistas pretendemos van en rumbo muy diferente al que ha tomado este ‘proceso’, que con más de 10 años al timón se muestra pleno de autoritarismo, en alianza vergonzante con el capital transnacional (vía asociación en las empresas mixtas que controlan las reservas petroleras del país), burocráticamente ineficaz, estructuralmente infectado de corrupción, con orientaciones, personajes y actitudes que no podemos avalar.

Hemos investigado, documentado y denunciado lo referido al papel asignado a Venezuela en la globalización económica, que no es más que proveer, de manera segura, barata y confiable, recursos energéticos al mercado mundial. Como ningún otro en el pasado, este gobierno de retórica nacionalista e izquierdizante ha sido muy eficaz para aleccionar a la sociedad en aceptar su papel de sometimiento al negocio petrolero global, y agradecer servilmente las migajas recibidas mientras se mantiene una de las distribuciones de riqueza más injustas del continente. Es así que los cuestionamientos ambientales y sociales acerca de los efectos de la explotación de hidrocarburos y minerales se han convertido hoy en tabú y políticamente incorrectos. El gobierno bolivariano ha desarrollado un impresionante aparato de propaganda para vender las supuestas bondades de sus políticas sociales, pero los datos y la propia realidad demuestran que si ha habido mejoras en algunas dimensiones concretas y programas de gobierno puntuales – pretexto de la acción estatal para atribuirse su pretendida legitimidad en cualquier parte del mundo - la situación del colectivo no ha mejorado significativamente, pese a haber contado en este decenio con los ingresos fiscales y petroleros más altos de la historia del país para un lapso similar, que si han servido para encumbrar a la “boliburguesía” crecida a expensas del poder oficial. Mucho de esto lo demostramos en nuestra publicación, procurando citar fuentes y datos del propio gobierno, y como ejemplo del agravamiento de la crisis de los de abajo recordamos que Venezuela posee uno de los mayores índices de homicidios del continente, contándose 140.000 muertes por dicha causa para el año 2008. Esto nos habla de la extensión de un clima de violencia que refleja la desintegración de la sociedad venezolana, tendencia que se hubiera revertido, o al menos contenido, si se experimentase algún tipo de cambio que estuviera beneficiando realmente a la población.

GS - Tenemos entendido que el movimiento contrario al oficialismo no es tan homogéneo como lo pretenden los defensores de este último. ¿Cuáles son las distintas tendencias que luchan actualmente contra el gobierno? ¿Qué relación existe entre estas tendencias?

* Ciertamente es falsa e interesada la imagen que presenta la propaganda chavista de una oposición calificada en bloque como de “derecha terrorista, lacaya del imperialismo y controlada por la CIA”, pues aunque pueda existir algún sector cercano a esa imagen, el cuadro es bastante más heterogéneo. Está la oposición heredera del modelo político dominante antes de 1999, con los viejos y debilitados partidos AD (socialdemócrata, cercano al PSOE español) y COPEI (democristiano, afín al PP), más otras formaciones cuya adscripción ideológica va en líneas parecidas, contándose entre ellas ex­partidarios del actual gobierno (como los partidos MAS y PODEMOS), cuya ruptura con el chavismo tuvo mas que ver con apetencias burocráticas y de poder insatisfechas que con conflictos político-ideológicos apreciables. Esa oposición socialdemócrata y de derecha pretende – a imagen de lo que hace el chavismo por su lado – presentarse como única opción posible y reducir los problemas del país al ámbito político-electoral, ya que su interés exclusivo es tomar el gobierno para manejar a su antojo la renta petrolera. Su estrategia propagandística ha sido bastante eficaz en atraer iniciativas ciudadanas de base tras su liderazgo, al venderse como “mal menor” frente a la amenaza autoritaria en el gobierno.

Además, existe un sector de la población identificada como “ni-ni”, por no estar de acuerdo ni con el gobierno ni con esa oposición. Este grupo representa la minoría más numerosa del país en los sondeos electorales, por lo que todas las estrategias de captación de voto se dirigen a seducir a los “ni-ni” con alguna de las ofertas en pugna. Con su existencia se evidencia que, a pesar de lo que pregona el enfrentamiento inter-burgués, el país no se encuentra dividido mecánicamente entre chavistas y antichavistas. El Libertario nunca se ha identificado a si mismo como una iniciativa “antichavista”, pues desde 2002 denunciamos la construcción de una falsa polarización, con el fin de hipotecar la autonomía de los movimientos de base y electoralizar sus dinámicas de movilización. El Libertario forma parte de una constelación, dispersa y por ahora con poca coordinación, de grupos y organizaciones de izquierda anticapitalista que denuncian con igual énfasis al gobierno del presidente Chávez como a sus contrincantes en la oposición mediática. Pero como cabe suponer, estas expresiones son omitidas por las fuerzas a las cuales les interesa que se perciba la existencia de solo dos bandos en conflicto. Las señales de existencia de esa otra alternativa que desde la lucha con los de abajo intenta romper con el electoralismo, se van haciendo notar en los recientes 2 ó 3 años, cuando poco a poco la manifestación de los conflictos sociales hace vislumbrar a trabajadores, indígenas, campesinos, estudiantes, víctimas de la violencia institucional y delictiva, gente sin vivienda, etc., que de la pugna por el poder estatal no saldrá la vía de solución a sus problemas, como no ha ocurrido en esta década de supuesta revolución, ni antes en 40 años de tramposa democracia representativa.

GS - ¿Qué actividades y reivindicaciones están promoviendo l@s libertari@s venezolan@s?

* El movimiento anarquista local actual tiene corta vida, que casi se confunde con el tiempo de publicación de El Libertario, de modo que nos ha tocado durante estos años lidiar con los autoritarismos del gobierno y de los partidos opositores, pues ambos son por igual ajenos a nuestra propuesta. Hemos enfrentado enormes obstáculos tanto para asentarnos como opción reconocible como para insertarnos en las luchas sociales concretas; pero nuestra tenacidad ha rendido sus frutos y la prueba de ello se halla revisando las páginas de las distintas ediciones de El Libertario (muchas están disponibles en nuestro website), particularmente las recientes, donde se aprecia cómo se vienen abriendo espacios para prometedoras conexiones entre el activismo ácrata y las más dinámicas expresiones de movilización social que hoy existen en Venezuela, pues buscamos relacionarnos con los más sentidos conflictos y reivindicaciones del colectivo, promoviendo la autonomía de los movimientos sociales y acompañándolos en su desarrollo. Para ello hemos venido construyendo afinidades y coordinaciones diversas con movimientos e iniciativas de base y grupos anticapitalistas,.entre los cuales mencionaremos al Comité de Víctimas contra la Impunidad de Lara, la Casa de la Mujer “Juana la Avanzadora”, el grupo de estudios “Pueblo y Conciencia” de Maracay, la Unión Socialista de Izquierda y la tendencia sindical CCURA, el grupo Tercer Camino del ex­guerrillero Douglas Bravo, diversos sindicatos del sector público de la salud, organizaciones de derechos humanos, iniciativas juveniles y colectivos ecologistas.

GS - ¿Cuáles son las principales corrientes que se manifiestan dentro del movimiento libertario venezolano?

* La escena anarquista venezolana es aún muy pequeña y de existencia demasiado reciente como para hablar de corrientes en el sentido que puede entenderse esa expresión en Europa. Sin duda l@s activistas tienen afinidades de acción y pensamiento diversas, pero esto no permite diferenciar de un modo que les separe a un@s de otr@s. Además, el hecho mismo de tener que realizar actividad libertaria donde hace poco no existía, y en las circunstancias que antes asomamos, ha sido mas bien un estimulo para que l@s poc@s que somos anarquistas nos mantengamos unid@s. Se ha querido presentar – particularmente de cara al exterior – una división entre los anarquistas locales en la que habría, de un lado, “anarco-chavistas” o “anarquistas bolivarianos”, quienes estiman que el proceso revolucionario en curso permite avances para la causa libertaria, mientras que otros seríamos “anarco-liberales” o “anarco-dogmáticos”, porque no reconocemos esos avances, de modo que oponiéndonos al gobierno progresista jugamos a favor del imperio y la reacción derechista, con lo que se hace una simplificación grotesca e interesada de lo que venimos diciendo desde El Libertario. Obviamente, semejante impostura sobre Venezuela y la situación de l@s anarquistas locales solo puede sostenerse desde la ignorancia, la obcecación, la mala fe y la provocación. Hay personas que en algún momento fueron o se consideraron a si mismas anarquistas, pero ahora proclaman la supuesta excepcionalidad histórica del caso venezolano, repudiando o a adulterando la esencia libertaria, antiautoritaria y autogestionaria del ideal ácrata, de modo que aún cuando sigan autocalificándose de anarquistas, es evidente que dejaron de serlo. Por otro lado, coincidencialmente, la mayoría de estas personas son funcionarias del Estado actual, o reciben algún tipo de subsidio económico gubernamental para sus actividades, lo que de por sí deja bastante que desear acerca de la intensidad de su filiación libertaria. Para nosotr@s, que hemos revisado lo ocurrido en situaciones parecidas en el continente, se repite con algunas excentricidades lo que sucedió en la Cuba de Castro o en la Argentina de Perón, donde hubo intentos desde el poder para cooptar y dividir al movimiento anarquista.

GS - ¿Mantenéis relación con otros anarquistas de América Latina y del mundo?

* Nos hemos preocupado siempre por establecer la más amplia relación con l@s anarquistas del exterior, en particular con nuestros afines del ámbito iberoamericano. En primer lugar porque como nuestra experiencia es más reciente, queremos nutrirnos de lo que ha sido y es la trayectoria de la (A) en otros escenarios, pero además porque aspiramos compartir nuestro andar, nuestros logros, nuestras dudas, nuestras certezas, nuestros logros y nuestros tropiezos, pues ¡quien mejor que l@s compas para ello!... En términos más concretos, esa relación se ha expresado en la difusión que ha tenido nuestro vocero impreso, del cual nos enorgullece (¡y nos incentiva!) decir que ha sido el periódico anarquista latinoamericano más ampliamente distribuido del continente en tiempos recientes, pues sus 2000-2500 ejemplares por edición no sólo llegan a diversos lugares de Venezuela, sino que también van regularmente al menos a otra docena de países. Otro dato significativo es que ya nuestra web supera las 160.000 visitas registradas, con una media diaria de entre 50 y 80 consultas. Mencionemos además la infinidad de contactos personales directos con gente libertaria de todo el planeta. Todo esto se traduce en un flujo continuo de relación e intercambio con el movimiento anarquista internacional, lo cual es para nosotr@s una fuente constante de retos y satisfacciones.

GS - ¿Qué pensáis de la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT)?

* En un tiempo (cuando nuestro Colectivo Editor era conocido como Comisión de Relaciones Anarquistas – CRA) fuimos Grupo de Amigos de la AIT, condición que dejamos de tener dado que nuestro grupo no es específicamente un colectivo de la acción anarcosindicalista, ni dentro del anarquismo local se ha desarrollado como quisiéramos ese ámbito de actividad, el cual seguimos teniendo presente. Pese a tal circunstancia, hemos mantenido cordial relación tanto con la AIT como con algunas de sus secciones, donde queremos destacar en particular los nexos (tanto con personas como con instancias colectivas) con la Confederación Nacional del Trabajo en la península ibérica.

GS - ¿Y de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA)?

* Dado el perfil de nuestro grupo, nos ha interesado mucho este vínculo, así que hemos hecho esfuerzos por mantener relaciones con la IFA, de parte de la cual hemos tenido receptividad y apoyo. Como testimonio de este lazo tenemos la presencia de representantes de El Libertario en los dos últimos congresos de la IFA (en Besançon y Carrara, respectivamente), y el Manifiesto Solidario con Anarquistas y Movimientos Sociales de Venezuela, divulgado por la IFA en 2007 (este documento está en la sección “textos” de la web de El Libertario).

GS - Unas palabras acerca de organizaciones como el Frente de Acciones Libertarias. ¿Anarquismo bolivariano o infiltración de los servicios de inteligencia?

* No sabemos si tiene sentido hablar de una supuesta “organización” de la cual apenas hubo indicación de existencia a través de lo que decía sobre si misma en Internet, y que además dejó de dar señales de vida en ese medio luego de solicitar el voto a favor de Chávez en los comicios de diciembre de 2007. El caso por lo demás es parecido al de otras nebulosas “organizaciones” que salen a relucir cuando se pretende probar la real existencia del anarco-chavismo o anarquismo bolivariano, respecto a lo cual la explicación tendría que ver menos con conspiraciones policiales y más con la sicopatología de algunas obsesiones individuales o con justificar la aceptación de subsidios del gobierno.

GS - Muchos anarquistas fuera de Venezuela no conocen este problema. ¿Qué creéis que se puede hacer para clarificarlo?

* Si el problema es la existencia de entidades como el FAL, no habrá mucho que l@s anarquistas podamos hacer frente a las monomanías o la excusa de prebendas oficiales, si ese fuera el caso. Por lo demás, con que algún anarquista en cualquier parte del mundo reflexione un poco, siendo consecuente con el ideal que defendemos y con un mínimo de información sobre el caso venezolano, se dará cuenta de la incongruencia absoluta de declararse anarco-chavista o anarco-bolivariano, pues es una contradicción tan obvia como proclamarse “anarco-estatista”. En todo caso, desde nuestra publicación seguiremos esforzándonos porque se conozca lo que se dice desde el anarquismo venezolano (incluso, en nuestra web se encuentran una gran cantidad de traducciones al inglés, francés, alemán, italiano y portugués), contando además con el apoyo de muchos voceros libertarios en el mundo que solidariamente dan espacio a nuestros puntos de vista. En cualquier caso invitaríamos a conocer las opiniones no sólo de El Libertario, sino de todas las iniciativas que desde el anticapitalismo vienen denunciando al chavismo por su pretensión autoritaria y por beneficiar a los sectores más agresivos de la actual economía global. Por supuesto, lo mejor sería si se visita Venezuela para ver la realidad escondida tras el espectáculo seudo-revolucionario bolivariano.

GS - ¿Cuál es la actitud del gobierno frente a las agrupaciones e individualidades anarquistas que no consigue controlar?

* Aun cuando no existe aún una represión específica contra el anarquismo, el Estado venezolano viene avanzando en una política de control y sometimiento a cualquier muestra de disidencia radical que cuestione y combata las bases del actual sistema de dominación político y económico. Esto de ningún modo es diferente a lo que impulsan otros Estados en el resto del mundo, aún cuando aquí se quiera enmascarar bajo una fraseología de revolución, socialismo y poder popular. Por lo tanto, en la medida que l@s anarquistas participamos en las luchas sociales y promovemos su desarrollo autónomo frente al poder autoritario, nos vemos sometidos a la misma oleada represiva que hoy se cierne sobre las expresiones del movimiento popular que nos negamos a aceptar que en la voluntad del Comandante Chávez está la salvación colectiva. En este sentido queremos describir más la criminalización y represión de la protesta social adelantada por el gobierno actual. Durante los años 2002 y 2004, con la excusa del golpe de Estado, se realizaron modificaciones a diversas leyes, como el Código Penal y la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación, en la que se penalizaba el cierre de calles y la realización de huelgas en las llamadas empresas básicas. Lo que se vendió como “represión para los golpistas” ahora está afectando a las comunidades que se movilizan por sus derechos. Según cifras reveladas por los sindicatos, el movimiento campesino afecto al gobierno y las organizaciones de derechos humanos, hay un aproximado de 1200 personas sometidas a regímenes de presentación en los tribunales por realizar protestas. Por otra parte el gobierno no necesita realizar, en primera instancia, la represión directa contra las manifestaciones, pues emplea organizaciones paraestatales, tituladas como “poder popular”, que realizan el hostigamiento psicológico y contención física del descontento con el pretexto de “neutralizar el sabotaje a la revolución”, lo que sin duda recuerda estrategias similares ocurridas en otros países. Si las protestan perseveran y alcanzan notoriedad, el Estado apela a policías y militares, con los resultados conocidos en cualquier parte del mundo: represión violenta con saldo trágico de muertes y lesiones. Es así como el pasado 20.03.09 asesinaron a un sin techo, José Gregorio Hernández, en un desalojo en Anzoátegui y el 30.04.09 asesinaron a un estudiante, Yusban Ortega, en Mérida, por citar sólo casos recientes. En este contexto, es que el gobierno califica de “contrarrevolucionaria, promovida por la CIA y el imperialismo” a cualquier expresión de descontento, una estrategia que si bien ha sido efectiva en el pasado, ahora ha perdido parte de su efectividad y los ciudadanos de a pie, venciendo el miedo, se han ido animando a protestar por mejorar sus condiciones de vida.

GS – Habéis publicado varios artículos denunciando represión sindical por parte del gobierno. ¿Seríais tan amables de hablarnos de este tema?

* Casos como el de los dos trabajadores de Mitsubishi asesinados a fines de enero de 2009 por la policía “socialista y bolivariana” del gobernador chavista en Anzoátegui, son – como tantos otros ejemplos de represión – presentados por la propaganda gubernamental como una excepción ajena a la política de Estado, o como la consecuencia de provocaciones y/o infiltraciones buscando enlodar la pulcra imagen oficial. Pero, como hemos denunciado detalladamente en El Libertario, es la aplicación de una orientación en la cual se ha comprometido el actual Estado venezolano – fiel a sus orígenes en el golpismo militarista y a la orientación ideológica que ha ido a buscar con la dictadura de los Castro en Cuba – que, bajo la mascarada del socialismo del Siglo XXI, quiere imponer tanto por la vía del garrote como por la vía de la zanahoria un modelo de control autoritario sobre la sociedad, lo cual hace en acuerdo y con la bendición de sus socios del capital transnacional. Hoy, con la crisis económica del capitalismo global, los recursos para controlar con la zanahoria se hacen más escasos también en Venezuela, a pesar de la riqueza petrolera, por lo que con toda diligencia esta cayendo sobre las costillas de los oprimidos “el palo del pueblo” que pronosticase Bakunin como recurso inevitable de los autoritarios que se proclaman de izquierda.

En cuanto a lo respondido en la pregunta anterior, recordamos la situación de los “14 de Sidor”, grupo de trabajadores que junto con el régimen de presentación están siendo juzgados por “apropiación indebida calificada y restricción a la libertad de trabajo” por protestar por sus condiciones laborales, lo que podría significarles una pena de entre 5 y 10 de prisión (Más info en  http://www.nodo50.org/ellibertario/descargas/solidaridad_camila.doc). En este punto debemos denunciar que desde arriba se ha intentado construir, artificialmente, centrales sindicales controladas por el partido de gobierno, el PSUV. Esta maniobra ha profundizado la crisis histórica en el sector y reforzado la presencia de los “sindicaleros”, que viven a costa de vender los derechos de los trabajadores frente a los patronos. Además, tenemos las reyertas entre sindicatos por la distribución de puestos de trabajo, una particular “conquista” de las contrataciones colectivas en los sectores petroleros y de construcción, en donde los sindicatos controlan un alto porcentaje de la asignación de empleos. Si bien esta situación es anterior al gobierno de Chávez, la degradación actual del sindicalismo, alentada por el poder estatal, la ha llevado a terrenos dramáticos, y es así como en el año 2007 un total de 48 personas, en su mayoría sindicalistas, fueron asesinadas por conflictos relacionados a la obtención de empleos, siendo 29 la cifra para 2008. Por otra parte, son conocidas las declaraciones presidenciales atacando la autonomía de las organizaciones sindicales, así como las presiones a los empleados públicos para adherirse al PSUV y participar “voluntariamente” en demostraciones a favor del gobierno. Es increíble que el despido de personas por no ser afectas a la visión política oficial encuentre justificación en personas que se consideran a si mismas “revolucionarias”. Recuérdese la publicación del censo de electores de oposición, la llamada “Lista de Tascón” (en honor al diputado que la hizo pública), con la que se discriminó, como política sistemática, a quienes allí se identificaba como adversos al gobierno. La propaganda oficial vocea que Venezuela tiene el salario mínimo más alto del continente, pero calla que el 18% de los trabajadores ganan menos que eso, y que el 50% recibe entre 1 y menos de 2 salarios mínimos, en el país con la inflación más alta del continente en la década en curso. Pese a todo, hoy vemos con esperanza como progresivamente más trabajadores y trabajadoras, de diferentes sectores, han perdido el miedo a ser criminalizados y están saliendo a la calle a ganar sus derechos mediante la lucha.

GS - ¿Queréis añadir algo?

* Para contactarnos vía e-mail, nuestros buzones son  ellibertario@nodo50.org y  ellibertario@hotmail.com. Vale agradecer esta oportunidad de difundir nuestra voz, pues estamos comprometidos tanto con la acción social autónoma de l@s oprimid@s y explotad@s en Venezuela como con difundir sus luchas sin condicionarlas a los intereses de poder del Estado y el Capital. También invitamos a quienes lean esta entrevista y deseen colaborar con la realización de la Primera Feria del Libro y Video Libertario a realizarse en Caracas, a escribirnos a  feriaa.caracas2009@gmail.com. ¡Salud y Anarquía a tod@s!...

 grupostar@nodo50.org

 http://grupoanarquistastar.blogspot.com/